TENDENCIAS VERANO 2019


23 de Septiembre de 2019

Ya sabemos que llegamos tarde, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de comentar las tendencias que hemos visto este verano porque algunas de ellas las seguiremos viendo este otoño, incluso en el Invierno.

Seguro que tienes en tu armario más de una prenda o accesorio que han sido súper tendencia en esta estación tan deseada del año.

El color blanco ha sido, otra temporada más, imposible de destronar. Lo hemos visto en casi todo, o todo, en pantalones fluidos, tops, crop top, vestidos de corte midi, en el vestido largo de toda la vida (ese que todas tenemos guardado en nuestro armario y que con cada cambio de estación va de la caja al ropero y viceversa)...

La rafia volvió otra temporada más para quedarse. Ese material que nos evoca a las tardes de terrazas y noches de verano vino pisando fuerte en complementos y accesorios

El estampado floral, ¿quién no tiene un vestido con este estampado que ya se ha convertido en todo un clásico? Pues no lo guardes en el armario porque es un estampado que seguiremos viendo en el recién estrenado Otoño.

Los lazos, quien nos conoce sabe muy bien que nos ¡morimos por este complemento! Nosotras, nos frotamos las manos y es que ¡vino para quedarse! Ya se dejó ver un poco en la temporada de otoño – invierno 2018/19 pero para nuestro regocijo vuelve a quedarse entre nosotras una vez acabado el Verano. En vestidos, en el pelo, en blusas, en el calzado... Lo vamos a ver por todas partes y no nos puede parecer más ¡ideal!

El crochet, sí,ese que más de una abuela y una madre ha trabajado en alguna que otra ocasión, también lo hemos visto en vestidos y tops. En bolsos fue la gran revelación de este verano, pero no podemos negar que ha sido todo un descubrimiento.

Las mangas abullonadas, aunque de primeras pudiera parecernos una locura mangas de este tipo en pleno verano, fue una de las grandes tendencias que seguiremos viendo esta temporada. Como hemos dicho, al principio nos pareció un poco desubicado pero lo cierto es que hemos caído en la tentación y, ¡menos mal! Porque va a seguir ocupando una parte importante de nuestro armario.